José Antonio Tolosa Caceres
Historiador, escritor y poeta

ESA SOLEDAD


 

                           Esa soledad

         Al licenciado pedro cuadro herrera

 

 
 
Poeta:
 
Leí tus versos
de soledad y de distancia,
hondos como la mar
y como el cielo azules.
 
Cruza por ellos un arroyo ciego,
con peces de silencio,
y la nostalgia anida
en la palabra
como un halcón sediento
de horizontes.
 
Por las estrechas calles,
que escolta una muralla,
camina un niño triste
con el mar en el alma,
y en ese mar navega,
como un cisne de espumas,
la nostalgia.
 
Poeta:
He leído tus versos
y he sentido
correr por mis mejillas
la estrella de un lágrima,
porque la soledad
se expande en ellos,
como la sal del mar
en el cristal del agua.
 
En estos versos gime
la pena de una raza,
y un hombre solitario
por su quejumbre pasa,
como la sombra negra
de un fantasma.
 
Es el poeta que aprisiona
toda la soledad dentro del alma,
y con temblor de ausencia
en la garganta
la dice con palabras
de esperanza.
 
Y la mujer -tendida en el poema-,
como una llanura solitaria,
tiene categoría de palmera
y reverberaciones de montaña.
 
Poeta:
He leído tus versos
y he sentido
correr por mis mejillas
una lágrima.